Entrada a las oficinas centrales de LEGO en Billund

Ingeniero de Minas y diseñador de modelos de LEGO

“En Dinamarca la valoración de los profesionales es altísima y todas las profesiones están pagadas en su justa medida”

Hace casi dos años, el ingeniero ourensano Pablo González emprendió un viaje laboral de lo más radical. Cambió las grandes infraestructuras por el corazón de una de las marcas de juguetes más universal, la danesa LEGO. Entre los años 2008 y 2012, dedicó largas y esforzadas jornadas de trabajo como supervisor de obra civil de Iberdrola Ingeniería en la central hidráulica San Esteban II, que gracias a ese proyecto pasó a convertirse en la mayor planta hidroeléctrica de Galicia, con 441 megavatios de potencia instalada y una producción anual de 1.000 gigavatios hora (el equivalente al consumo medio anual de 285.000 hogares). En las obras de la segunda fase de la central subterránea trabajaron 60 empresas gallegas durante cuatro años. El volumen de inversión superó los 127 millones de euros.

Tras esa experiencia cerca de casa, en el río Sil y en plena Ribeira Sacra, Pablo González asumió con Iberdrola Ingeniería -entre los años 2012 y 2014- el despliegue de los parques eólicos Chirnogeni WF, en Rumanía, y Kinangop WF, en Kenia, entre otros proyectos internacionales. Recién llegado del continente africano y con el tiempo justo para disfrutar de la Navidad en su ciudad, Ourense, en enero de 2015 se subió al tren de la imaginación de LEGO, en donde trabaja como diseñador de modelos, creando escenarios, vehículos y personajes del mundo real e imaginario con los famosos bloques encajables de colorines. De su etapa actual en Escandinavia, resalta que “trabajando como diseñador de producto me siento más realizado y percibo que es mi trabajo ideal. Yo no busco comodidad; mi trabajo me permite poder desarrollar mi parte más creativa, que es algo que siempre he querido hacer y es lo que realmente me apasiona, crear”.

Aunque no descarta regresar a Galicia como emprendedor, elogia el estilo de vida danés y las condiciones laborales del país, que “no tienen nada que ver con España; aquí son muy buenas y el balance trabajo-vida privada es uno de los mejores del mundo”, resalta. Pablo González se formó en la Escuela de Ingeniería de Minas y Energía de la Universidad de Vigo.

Texto: Javier de Francisco ©

En unos meses cumplirás dos años como diseñador de modelos de LEGO en la sede central de la compañía, en Dinamarca. ¿Estás viviendo la experiencia profesional que habías imaginado?

Está siendo una experiencia fantástica; dedicarme a algo tan creativo e inspirador como diseñar juguetes me está gustando muchísimo, probablemente más de lo que esperaba.

¿Qué responsabilidad conlleva ser diseñador de uno de los juguetes más universales? ¿En qué consiste tu trabajo?

Es un trabajo de gran responsabilidad ya que los juguetes producen una influencia enorme en el desarrollo de los niños. Nosotros estamos constantemente pensando en eso, aunque también en el público adulto, que cada vez es más numeroso. También está la responsabilidad de la marca; LEGO tiene millones de fans por el mundo que siempre esperan que los nuevos productos estén a la altura. Mi trabajo consiste en el diseño de producto desde el concepto hasta el producto final, que en el mundo de LEGO supone crear escenarios, vehículos o personajes del mundo real o imaginario con las piezas de LEGO y hacer que todo esto cumpla los requisitos de la marca en cuanto a calidad, seguridad, etcétera. Para ello recibimos una información básica sobre el producto para poder desarrollarlo, como edad objetivo, temática y precio, que nos permite empezar a crear una serie de bocetos para intentar conseguir la apariencia que buscamos en el producto. Estos bocetos pueden ser dibujados o directamente recreados con piezas. Después de escoger los mejores bocetos, hay que hacer que sea viable y vamos modificando el diseño en función de los informes que recibimos de nuestros compañeros de calidad y seguridad. También realizamos test con niños en los que nos fijamos como juegan con los juguetes y hacemos modificaciones si es necesario en base a ello

LEGO House en Billund

En tu departamento diseñáis las piezas que trasladan al mundo de LEGO conocidas películas y personajes de animación. ¿En cuáles has participado?

El departamento de diseño se divide en varios equipos y cada uno está encargado de llevar a cabo una línea de las que LEGO produce. En mi caso, desde que he entrado en la empresa he estado en el equipo que trabaja con las temáticas que no son continuas, como por ejemplo City o Friends. Trabajamos con temáticas temporales enfocadas en películas o temáticas menos longevas. Este equipo, por ejemplo, desarrolló los modelos para la película de LEGO Batman, lo cual aporta un extra, ya que los modelos que se diseñan salen en la gran pantalla. La verdad es que he tenido mucha suerte de haber entrado en este equipo; el ambiente es genial. En mi equipo hay diseñadores de piezas, diseñadores de modelos (como yo) y diseñadores gráficos, encargados de diseñar todos los gráficos incluidos en el modelo y también las minifiguras, que es como se llaman los muñequitos de LEGO. Por otra parte, todos los diseñadores participamos en jornadas de brainstorming para crear conceptos para otros equipos de otras temáticas, lo que hace que los puntos de vista siempre sean lo más variado posible y sin descartar ninguna buena idea. Por aclarar tu pregunta, yo no diseño piezas; de eso se encargan los diseñadores de piezas. Yo como diseñador de modelos utilizo esas piezas para construir los modelos, pero con piezas ya existentes o que se están desarrollando de forma específica para ese modelo.

 

Antes de incorporarte a la multinacional danesa, trabajaste varios años para Iberdrola en el desarrollo de parques eólicos en Rumanía y Kenia. ¿Profesionalmente te sientes más cómodo en tu puesto actual o en el trabajo de ingeniería ligado al sector de las energías renovables?

Profesionalmente me siento más cómodo en el sector de la ingeniería porque es lo que he estudiado y es más natural para mí; mi trabajo era básicamente de ingeniería civil. Antes de entrar en Iberdrola trabajé en una empresa que realizaba túneles por toda la geografía Española, CAVOSA. Esta experiencia en excavaciones subterráneas fue lo que facilitó que me contratasen como supervisor de los trabajos de obra civil en Iberdrola Ingeniería, primero en la central hidráulica de San Esteban II, en Ourense, donde se construyó todo de forma subterránea, y después en otros destinos internacionales como Rumanía o Kenia, donde éramos los responsables de todos los trabajos de movimiento de tierras, cimentaciones y creación de los accesos para que después otra parte de la empresa montase los aerogeneradores y toda la instalación eléctrica. Trabajando como diseñador de producto me siento más realizado y siento que es mi trabajo ideal. Yo no busco comodidad; mi trabajo me permite poder desarrollar mi parte más creativa, que es algo que siempre he querido hacer y es lo que realmente me apasiona, crear.

Panorámica del parque eólico de Chirnogeni (Rumanía)

 

Pablo sobre un aerogenerador en Chirnogeni , Rumanía

Pablo en Kenia

Pablo durante su estancia en Kenia

Entre ambas etapas pusiste en marcha tu propia empresa en Ourense, en el ámbito de la impresión 3D. ¿Tienes previsto regresar a Galicia como emprendedor?

Volver a Galicia, por supuesto que lo tengo pensado. No descarto que sea como emprendedor, aunque es bastante duro hoy en día. Una vez que te has lanzado ya no te parece tan difícil y siempre se aprende de los errores del pasado. En el caso de volver a emprender lo plantearía de otra forma.

Pablo con  Miguel Paz y Ana Gómez, sus ex socios de "+que3D"

Shopping Night del 2015

Con Miguel Paz y Ana Gómez, sus ex socios de "+que3D"

Has impartido varias charlas y conferencias en la Universidad y en centros como La Molinera, en Ourense. ¿Cómo consigues explicarle a ingenieros y titulados superiores como tú que ni la formación ni la especialización técnica garantizan hoy un puesto de trabajo en España, por falta de oportunidades? ¿Crees que mejorará el panorama laboral para ingenieros, arquitectos, investigadores...?

No me considero un buen orador, las charlas es algo que ha surgido por el atractivo que genera la marca LEGO y el hecho de haber cambiado de registro profesionalmente. La gente se siente interesada y le gusta escuchar mi historia. Y eso es lo que hago, contar mi trayectoria profesional haciendo hincapié en lo que creo que cada público está interesado. A los recién licenciados les remarco la necesidad de estar abierto a cualquier oportunidad, por la versatilidad que hoy en día piden las empresas, y les aconsejo que nunca dejen de formarse. Hoy en día tener una carrera es como hace 30 años tener el bachillerato; no te hace diferente o más cualificado que los que no la tienen, simplemente te abre otras puertas. En cuanto al panorama laboral no sé qué decirte. Es lo que nos ha tocado vivir; cada vez hay más titulados y no hay sitio para todos.

Es normal que muchos se dediquen a otras profesiones que no han estudiado y las empresas explotan a los que logran colocarse debido a la cantidad de candidatos que tienen. La profesión de toda la vida ya no existe, o existen muy pocas. Cuanto más versátil es una carrera, el alumno debe de serlo también; si quieres estabilidad no debes estudiar una carrera técnica. De todas formas, el hecho de ir afuera ya no te asegura un trabajo exitoso, simplemente te asegura un trabajo. Por desgracia, el panorama no tiene pinta de que vaya a mejorar. Para eso tendría que haber un gran cambio en las prioridades que tenemos como país. España, a pesar de ser uno de los países pioneros en ciencia y tener algunos de los centros de investigación más avanzados del mundo, no usa el dinero para sacarle partido. Como oí decir a una científica en una entrevista, “construir un kilómetro del AVE cuesta 15 millones, es decir, el equivalente al coste salarial anual de 300 investigadores” y hemos elegido el AVE.

LEGO House en Billund

¿Qué te ha gustado y sorprendido más del estilo de vida en Dinamarca y de la sociedad danesa en general? ¿Qué aficiones consigues practicar ahí?

Durante el proceso de selección nos cuentan cómo es el estilo de vida aquí y te informan bastante para no sentirte sorprendido o decepcionado. El estilo de vida danés es muy familiar, todo está enfocado a disfrutar del tiempo libre en familia. Pero en general yo me muevo en un ambiente bastante internacional; en el departamento de diseño hay gente de todo el mundo y hacemos bastantes actividades juntos fuera del trabajo. Yo soy aficionado al baloncesto y he jugado en varios equipos de Ourense. Aquí hemos conseguido hacer un grupo decente para poder jugar una pachanguita semanalmente.

La sede de LEGO está en la pequeña localidad de Billund, que cuenta además con el parque temático Legoland. ¿Vives en Billund o en una ciudad mayor? ¿Es un buen y original destino turístico?

Sí, vivo en Billund. Es una de las cosas que más me gusta de estar aquí; tardo 5 minutos caminando desde mi casa al trabajo, también uso la bicicleta a diario para desplazarme algo más lejos, supermercados, baloncesto, etcétera. Como destino turístico está bien si eres fan de LEGO. Si lo que te gusta es viajar y conocer lugares interesantes, hay mejores sitios en Dinamarca para ir, como por ejemplo Copenhague o el área de la isla de Fanø, donde puedes ver focas en la playa. Si tu intención es un viaje enfocado a que disfruten tus hijos básicamente, entonces éste es el lugar. Además de Legoland, hay un parque acuático cubierto y también se acaba de inaugurar el día 29 de septiembre la LEGO House, el nuevo edificio museo emblema de la marca. Constructivamente es un edificio impresionante y además es un espacio donde los aficionados se lo pasarán en grande descubriendo algunas formas de jugar con LEGO que no se imaginan.

Las condiciones laborales en Dinamarca y, sobre todo, la valoración que se hace en ese país de los profesionales, ¿tienen algo que ver con lo que conocemos en España?

No tiene nada que ver con España; las condiciones laborales aquí son muy buenas y el balance trabajo-vida privada es uno de los mejores del mundo. En cuanto a la valoración de los profesionales aquí es altísima; la mano de obra es muy cara y todas las profesiones están pagadas en su justa medida.

¿La conciliación laboral y la protección social son tan accesibles como parece o hay un poco de leyenda y de cuento nórdico en el concepto que tenemos aquí, desde la distancia, sobre el estado de bienestar existente en países como Dinamarca?

Para nada es un cuento nórdico, es una realidad. Disponen de mucho tiempo libre porque la conciliación familiar en el trabajo aquí es real. Por otra parte no todo es perfecto; aquí los impuestos son bastante altos, lo que hace que el ocio sea caro, por ejemplo el cine o restaurantes. Salir de pinchos, de cañas o ir a cenar frecuentemente aquí no es lo común. Pero tener impuestos altos también tiene sus ventajas; recibes dinero por manutención de tus hijos y ayudas para la universidad, entre otras cosas, lo que hace que el estilo de vida enfocado a la familia se refuerce.